RSS

–PRESENCIA HUMANA EN EL PASADO.

Social Buttons by Linksku - Share links online

La ciencia a veces se ve en la imposibilidad de explicar ciertos hechos desde la lógica de sus  ortodoxos racionamientos. Sin embargo, hay numerosos ejemplos que nos llevan a replantearnos ciertos pasajes de lo que se ha venido llamando “La historia oficial del hombre”. Charles Darwin tuvo que luchar contra su tiempo, no solo contra los principios religiosos, sino contra sus propios compañeros científicos. Desde entonces la Antropología ,entre otras ramas del saber, ha ido desarrollando el mapa de la evolución humana. Por desgracia, la ciencia que décadas atrás se erigió como revolucionaria ha caido en los mismos errores contra los que luchó Darwin.

En este artículo mostraré algunos ejemplos que echarían por tierra , de ser ciertos, la historia del ser humano. Algunos serán más dificiles de creer ya que supondría especular con la existencia del “hombre desarrollado” hace millones de años. Otros serán menos atrevidos y mostrarán la posibilidad de que ciertas culturas hubieran accedido a otros continentes como América antes de lo que la historia escrita establece como provado.

En  el medio de ambas, también existirá la posibilidad de creer en la existencia del hombre en periodos no excesivamente lejanos. Lo extraño en estos casos radicaría en la tecnología de la que hicieron  gala, tecnología moderna alejada de las lanzas y cuchillos de piedra.

Algunas de las teorías o de los hechos que se mostrarán más  adelante son solamente patrañas  facilmente demostrables. Otras serán explicaciones exageradamente fantásticas, guiadas más por la ilusión que por las pruebas. Sin embargo, otras muchas no tendrán explicación científica. Eso no significa que tengamos que dirigirnos obligatoriamente hacia una teoría extravagante. Simplemente sería la imposibilidad de explicarla por no existir suficientes datos.

También quedarían, para los amantes del misterio, hechos casi imposibles de creer para los que la ciencia nunca tendrá una explicación, por lo menos una explicación cientificamente ortodoxa.

El Arquitecto utiliza la posibilidad de viajar en el tiempo como nexo de unión de la trama. La mayor parte de los artículos que aparecen a continuación no tienen su reflejo en el libro ya que la novela busca más la explicación que el hecho en si. De ser ciertos algunos, provarían que el hombre viajó en el tiempo.

A continuación enumeraré una serie de ejemplos que  nos ilustrarán sobre la posiblidad de que el ser humano hubiera habitado la Tierra mucho antes de la llegada del Hombre de Cromagnon.

En 1968 William J. Meister, coleccionista aficionado de fósiles descubrió una huella humana que podría tener entre 300  y 600 millones de años. La pisada es particular ya que tiene aplastada bajo su suela ni más ni menos que un trilobite extinguido hace 280 millones de años. Diversos estudios confirmaron las posibilidad de que dicha huella fuera real ya que se localizaron  otras huellas, esta vez descalzas, en el mismo extracto en las se podían observar las diferentes presiones plantares de una pisada.

Existen otras versiones que simplemente  creen que es una coincidencia morfológica con la pisada de una sandalia. Sin embargo, a favor de este  hallazgo está el hecho de que fue estudiado posteriormente por diferentes científicos sin otro interés, tal vez, que su afán de notoriedad, y no llegaron a una concluisón definitiva en ningún sentido.

Diferente sería el caso de varios hallazgos realizados en Glen Rose, Texas. Las supuestas huellas han sido expuestas como pruebas irrefutables de que la teoría de la evolución es falsa. Estos defensores del creacionismo divino aducen que estas huellas son pruebas experimientales de que el hombre existe en la Tierra desde su creación.

En numerosas páginas de Internet, Youtube,etc.. se nos muestran los ejemplos del dedo fosilizado DM93-083 (curiosa denominación que la hace hasta científicamente más creible). es simplemente el número de registro que figura en el museo Creation Evidence Museum, dirigido por el controvertido Carl Baugh. Este personaje es el director de la Pacific International University, una universidad que entrega títulos no homologados por las autoridades académicas de EEUU. El propio Baugh posee un doctorado y un master en Arqueología concedido por la propia universidad. Carl Vaugh es un encendido defensor del creacionismo y utiliza el museo y su universidad para demostrar desde el disfraz de la ciencia que sus teorías son ciertas.Se gún él, Dios creo al hombre directamente y la mejor prueba de ello es que existen pruebas de sus existencia datadas hace millones de años, lejos de la aparición del hombre darwiniano. Entre sus hallazgos se muestran burdas imitaciones de huellas alternadas con las de dinosaurios o el famoso dedo ártico, al que incluso realizaron un TAC que revelaría la existencia del hueso del dedo. Hay que decir que el TAC lo realizó la propia universidad.Tan seguros estaban de que el dedo fosilizado era real que se lo mostraron a científicos independientes. Las conclusiones fueron varias : “la fosilización del dedo no sigue los patrones de los tejidos blandos…, la supuesta uña  no  es humana…, no hay ninguna característica anatómica de dedo, lineas de articulación etc… , el TAC no revela un hueso sino una zona de mayor densidad en la parte de mayor engrosamiento, algo que se relaciona con los materiales rocosos…

Todo ello llevaría a pensar que es simplemente una formación rocosa caprichosamente parecida a un dedo, como todos hemos podido encontrar alguna curiosa forma en los guijarros de una playa.

Otro ejemplo curioso es el caso del martillo supuestamente encontrado dentro de una roca formada hace más de 140 millones de años. Este martillo hallado también en Texas, llegó a manos de nuestro conocido amigo Baugh. Según él , la roca en la que se encontraría fundido el martillo tendría una antiguedad de 140 millones de años, prueba inequívoca de que ese instrumento fue utilizado por un hombre inteligente mucho antes de lo  que la ciencia antropológica declara. Testimonios independientes han señalado que el martillo se encontró como roca suelta, a pesar de que Baugh y sus colaboradores insisten en informar que el martillo se encontraba incrustado en estractos de roca viva.

El martillo en realidad es un modelo  del siglo XIX utilizado por los mineros. Otros creacionistas no han querido confirmar el hallazgo,  por lo que podemos catalogar al Martillo tejano simplemente como una curiosidad arqueológica propia de un museo minero.

Craneo de Neanderthal de unos 140.000 años con un orificio de bala.

En numerosos artículos de Internet y en Youtube aparece en multitud de ocasiones el famoso caso de un cráneo de Neardenthal agujereado supuestamente por una bala. Se trata del cráneo de Kabwe o de Broken Hill.

Junto a él se encontró una mándibula superior, una tibia y dos fémur. Según las declaraciones de Tom Zwiglaar, la mina estaba totalmente sellada por lo que nadie pudo acceder a ella. Una posterior inundación impediría que nadie pudiera volver a inspeccionarla.

El cráneo hizo pensar a  los investigadores en un Homo Neanderthalensis aunque poseía caracteres intermedios con el Homo Sapiens, por ello fue catalogado también  como Homo Heidelbergensis u Homo Sapiens Arcaico.

Sin embargo, este cráneo poseía una peculiaridad, se encontraba oradado en su lado izquierdo, mostrando un perfecto orificio solo producido por un utensilio trepanador o por una bala. Puesto que el orificio de salida se encontraba en una zona que no hubiera permitido la trepanación, solo quedaba la opción del balazo, ya que el segundo orificio era mucho mayor y solo podía corresponderse con el un objeto que se hubiera convertido en romo, por ejemplo una bala después de atravesar por primera vez el cráneo. Si se hubiera trapanado con la intención de matar al individuo el grosor del segundo orificio hubiera resultado similar. por lo tanto solo quedaba la opción de la bala, teoría corrovorada por expertos en balística y por forenses. (esto último solo lo afirman las fuentes  a las que  he tenido acceso pero pueden ser fuentes interesadas sin rigor real).

Bien, partamos del hecho de que efectivamente hubira sido un balazo, que parece ser que lo fue. Solo nos quedaría la posibilidad de que hace 140.000 años alguien disparara a nuestro desafortunado amigo. eso implica1ría que hombres modernos habitaron la Tierra en esa época, probablemente provenientes del futuro. Esta es una afirmación un tanto peligrosa. Por lo tanto, volvamos de nuevo al cráneo.

Los estudios del fémur y de la tibia revelan una antiguedad que rondaría los 140.000 años. De nuevo salta la posibilidad de que nos encontremos ante un hecho excepcional. Por desgracia hay una explicación que rompe con todas nuestras ilusiones de poseer la prueba que confirmara  los viajes en el tiempo.

Análisis en el cráneo parece ser que descubrieron que estepertenecía a un Homo sapiens con acromegalia, enfermedad genética que activa un secreción excesiva de la hormona del crecimiento, es decir, padecería de gigantismo, de ahí la deformidad de su cráneo que lo asemejaría al de un Neanderthal con ciertas similitudes sapiens.

Por lo tanto, el cráneo que se muestra hoy en día en el Museo de Londres pertenece a un hombre que padecía acromegalia.

Puesto que la verdadera respuesta suele ser la más sencilla nos quedaremos con esta última afirmación.

Sin embargo, tan peligroso es dejarse llevar por las explicaciones fantásticas como por aquellas que solo buscan la lógica más racional.

Mi pregunta es. ¿Porqué no se realizaron análisis para determinar la antiguedad del cráneo?. Si  la del fémur y de la tibia fueron concluyentes, un nuevo análisis hubiera terminado con la polémica.

¿Por qué el  Museo de Londres muestra un cráneo falso?. Tal vez prefiera exponer uno de los neandenthalensis mejor conservados a pesar de ser falso, o tal vez no lo sea. Y si no les, ¿es realmente un agujero de bala?.

En numerosas minas de los Urales , de Sudafrica, etc… se afirma haber encontrado instrumentos metálicos de antiguedades imposibles, incrustados en   sedimentaciones del Pleistoceno, piezas metálicas de origen desconocido pero fabricadas por la mano del hombre.

En estos casos solo disponemos de las fotografías de los utensilios pero no del lugar de la extracción. Si fectivamente fueron encontrados en sedimentos de roca madre no cabría duda. Por desgracia, nuevamente dependemos de las afirmaciones de sus descubridores. La verdad solo la conocen ellos. Nosotros no debemos caer en la afirmación , solo en el deseo y en la duda. Si hubiera pruebas contundentes estas habrían salido a  la luz , salvo que manos malintencionadas pertenecientes a” los hombres de negro” estuvieran interesadas en ocultarlas.

Acerquémonos a otros hechos más cercanos en el tiempo

Estructuras de Yonaguni : En 1985 fueron descubiertas un conjunto de estructuras submarinas en las isla japonesa de Yonaguni. Muchos geólogos  e historiadores afirman que la estructura es natural. Los geólogos están en lo cierto, la estructura es natural. No se trata en este caso de monolitos trasladados al lugar como en el caso de construcciones como la de Nan Madol . En este caso la estructura natural fue esculpida y modificada por la mano del hombre. Los historiadores oficialistas también  creen  no solo que la estructura es natural sino que su forma también lo es ya que de otra manera tendrían que aceptar la posibilidad de que algunas teorías  negadas por fantásticas  pudieran ser ciertas.

En otras ocasiones, formaciones naturales han llevado a la confusión, y ciertamente la naturaleza a  veces es maliciosamente constructura de formas en apariencia artificiales.

Sin embargo, en este caso se observan determinadas elementos que son diferentes, como dos orificios adyacentes de dos metros de profundidad que no concuerdan con el resto de la estructura, así como la naturaleza calcárea de uno de los pasillos, un tipo de piedra que no se da en la zona.

Hacia un extremo del monumento se encuentra una piedra ovalada que tampoco parece concordar con el conjunto.

Si la estructura rocosa hubiera sido esculpida por la mano del hombre esto tuvo que haber ocurrido por lo menos hace 10.000 años, periodo en el que el afloramiento estuvo por encima del nivel del mar y eso supondría  afirmar que es la estructura arquitectónica más antigua conocida , muy anterior a las primeras edificaciones de Mesopotamia, Egipto, India o China.

¿La antigua Mu, La Atlántida,…?

En definitiva, otro tanto de los mismo. La gente que no lo cree porque rompe con la historia establecida, buscará explicaciones para demostrar que no es cierto, a veces no viendo lo que resulta evidente.Y los que se lo creen todo, enseguida se imaginarán altares y templos .

Tanto daño hacen unos como otros.

Podría extenderme con multitud de ejemplos que contradicen la historia oficial, ejemplos que demuestran que  muchas civilizaciones existieron antes que las consideradas  madres-predecesoras. Otras fueron fuente y desaparecieron, dejando restos que contradicen  nuestra encajada y aceptada historia del mundo…

Terminaré el artículo con dos pequeños ejemplos de como algunas culturas viajaron a América antes del descubrimiento oficial de Cristobal Colón.

En 1960 fue descubierto en Bolivia un gran vaso con forma de pila bautismal. Dicho vaso poseía multitud de bajorrelieves. Algunos eran de origen tiwanaku unidos a diferentes formas de escritura antigua como el quellca, idioma de la antigua Pukara, civilización precursora de Tiwanaku. Hasta aquí todo normal, dos culturas de la zona. Sin embargo, hay otras inscripciones que no coinciden. Una tercera serie de signos revelan que se trata de un alfabeto antiguo protosumerio.

Incluso fue traducido por el epigrafista norteamericano Clyde Ahmed Winters:

“Acerquense en el futuro a una persona dotada de gran protección en el nombre de la gran Nía….”.

Según textos sumerios antiguos, Ni-ash (Nammu o Nía) era la diosa que dio  a luz al Cielo y a la Tierra.

En el miso sentido, fue encontrado por la misma època y en la misma zona el monolito de Pokotia, también con inscripciones protosumerias que han llegado a traducirse.

Como nota anecdótica (o no) para los que ya hayan leido “El Arquitecto del Tiempo” , os diré que la civilización Pukara, originaria de la zona de los descubrimientos, está afincada en el departamento de Puno, nombre que os debería sonar por su parecido con el del personaje de la novela, Puná.

Leave a Reply

*
Sharing Buttons by Linksku