RSS

–Teoría sobre la Resonancia Schumann

Social Buttons by Linksku - Share links online

LA RESONANCIA SCHUMANN

Las “Ondas transversales-magnéticas”, también denominadas Ondas de Resonancia Schumann en honor a su descubridor Winfried Otto Schumann es el conjunto de picos en banda de frecuencia extra baja (ELF) del espectro radioeléctrico de la Tierra. (Perdón. Había dicho en el anterior artículo de Tormentas Solares que no iba a utilizar terminología demasiado técnica).

En otras palabras: Existe un espacio entre la superficie terrestre y  la ionosfera que actua como una cavidad resonante en la que se mueven las ondas electromagnéticas de banda ELF. Esta cavidad es excitada de forma natural por los relámpagos, y de forma menos natural por las redes eléctricas que usan corriente alterna de 60 Hz. Incumpliendo mi palabra diré que la frecuencia más baja, y al mismo tiempo, la intensidad más alta se situa aproxidamente en 7,83 Hz.

Según he observado en algunos artículos, la propia NASA ha validado la Teoría del Dr Schumann, reconociendo que la Tierra está rodeada de un poderoso campo electromagnético que se forma entre el suelo y la parte inferior de la ionosfera siatuada a unos 100 km de la Tierra.

Parece ser que ese campo tiene, o tenía, una resonancia más o menos constante del orden de 7,83 Hz o ciclos por segundo; similares al pulsar de un corazón. Vendría a ser una especie de marcapasos, responsable del equilibrio de la ionosfera, condición común para todas las formas de vida. Además , parece ser que la frecuencia del hipotálamo cerebral es de 7,83 Hz. en todos los mamíferos. Una frecuencia equilibradora y unificadora.

Se afirma que los astronautas, alejados de la frecuencia de La Tierra, padecían dolores de cabeza y desvarios, de los que mejoraban inmediatamente cuando se sometían a la acción de un simulador Schumann. En defensa de estas teorías algunos científicos están experimentando con ondas resonantes, estudiando sus variaciones y formulando nuevos proyectos en física cuántica.

No puedo constatar que lo expuesto anteriormente sea cierto, aunque no deja de ser una teoría ciertamente atractiva.¿ Acaso dos mujeres trabajando juntas no hacen coincidir con el tiempo sus periodos mestruales?.¿ No es posible que Gaia bombee una frecuencia , un pulso, un latido común para todos?. Acaso el hombre no lo hace. Recordemos que La naturaleza es poco original y repite los mismos procesos fractales a diferentes escalas. Un Helecho está formado de ramas que son pequeños helechos en si mismos. Una rama es un árbol en miniatura. Quizás el hombre solo sea una réplica  a pequeña escala del funcionamiento de Gaia.

Los últimos comentarios son personales del escritor, no del ser racional que se esconde tras el pseudónimo de John Keyball. En “El Arquitecto del Tiempo” surge la figura de la Ciencia Hermética. “Lo que está arriba es como lo que está abajo”. Lo grande repite lo  pequeño y lo pequeño lo grande”. Todo un ser humano se desarrolla a través de la información encerrada en una célula que se divide. El desarrollo evolutivo del hombre se ve resumido en el embarazo de una mujer. Primero es una célula, luego un renacuajo, luego un mamífero con cola, despúes un primate y al final nace el hombre. Es el mismo proceso repetido a diferentes escalas de tiempo. El feto humano sobrepasa el estado de renacuajo, mientras que la rana nace al llegar a él.

La Tierra se formó hace millones de años, con un  núcleo de hierro fundido que es el que creó todos los campos magnéticos que nos rodean.La célula primigenia fue evolucionando y a medida que lo hacía, tanto ella como el fruto de esa evolución se fueron adaptando al medio. Pero esa adaptación no solo fue al medio natural en el que todos pensamos. También se adaptaron y se acostumbraron a la frecuencia electromagnética que regía el funcionamiento de la Tierra, una frecuencia estable y en equilibrio, 7,83 Hz .

Pero volvamos a lo que nos ocupa. Durante miles de años la Tierra ha permanecido en equilibrio manteniendo esa supuesta frecuencia de 7,8 Hz. Sin embargo, parece ser que desde los años 80 y más acentuadamente desde los años 90 la frecuencia se ha ido elevando hasta llegar a los 11 y 12 Hz. Si esto fuera cierto, los seres vivos acostumbrados a convivir con una frecuencia constante de 7,8 Hz podrían ver afectado su entorno de la misma manera que cualquier otra alteración natural, como un cambio climático.

Vayamos  a las teorías más atrevidas de lo que algunos llaman pseudociencia.

Si es cierto que la frecuencia de la resonancia de Schumann se está elevando eso indicaría que su intensidad está disminuyendo, es´decir , la fuerza del campo magnético de la Tierra estaría declinando. Si llegaramos a 13 Hz la Tierra detendría su rotación, lo que podría coincidir con una inversión de los Polos magnéticos. Este hecho ya ha ocurrido a lo largo de la historia de la Tierra en bastantes ocasiones por lo que no es una idea fantástica. El tema de la Inversión de los Polos magnéticos se trata en otro artículo, aunque como adelanto comentaros que la inversión no consistiría en un brusco giró de 180º.  El cambio de los polos se daría a nivel magnético y lo haría internamente sin aparentes catástrofes peliculeras.

El asunto tiene tela. Mientras el planeta tenga retenida su rotación su campo electromagnético protector habrá desaparecido. Si en ese momento se produjera una Tormenta solar estaríamos desprotegidos totalmente de las radiciones solares. Si los efectos con las defensas en funcionamiento pueden ser importantes, sin ellas….  Si algunos estudios como el del profesor Bannerjee de la Universidad de Nuevo México son ciertos, el campo magnético de la Tierra ha perdido la mitad de su intensidad en los últimos 4000 años. Si la disminución de estos campos es el precursor de las reversiones de los Campos magnéticos estamos a las puertas de uno de ellos.

Sigamos con la teorías de los seguidores de la resonancia 13.

Parece ser que la disminución en la velocidad de rotación medida a través de la escala Schumann hace que el día que era medible como de 24 horas, pasáría a ser medido como si tuviera solo 16, de ahí que nos parezca que  ultimamente nos falta tiempo para todo, de que no llegamos igual que antes. Tengo que decir que estoy de acuerdo con esto último, cada vez tengo menos tiempo. Por lo tanto , la percepción de que todo pasa más rápido, de que los años pasan antes, no es ilusoria y estaría basada en el cambio de frecuencia de Schumann. La perturbaciones climáticas, la mayor actividad volcánica, terremotos e incluso el aumento de tensiones en el mundo, aunque esto último por desgracia siempre ha existido, también tendría su explicación con el cambio de frecuencia que afectaría al pulso de la Tierra.

En contra de estas teorías surgen opiniones que califican estas afirmaciones de poco científicas y erroneas:

(Copio textualmente de Wikipedia)

  1. Adjudican a las ondas Schumann una frecuencia exacta e invariable de 7,8 Hz cuando esta es aproximada y variable  y no se manifiesta de forma constante. Ni siquiera está presente en los niños, lo que descartaría que sean imprescindibles.
  2. Consideran que las ondas Alfa son sincronizadoras, cuando en realidad se consideran que son producto de la sincronización  de las neuronas.- (Esto último no contradice la idea de que todos los seres vivos pueden estar equilibrados y sincronizados en una misma frecuencia unificadora). Supongo que es lo mismo que sean las sincronizadoras o que sean el resultado de una sincronización. Lo fundamental es que están sincronizadas.-
  3.  No poseen ni referencias ni artículos científicos con revisión por pares, ni ensayos concluyentes.
  4. No poseen una explicación del supuesto mecanismo, ni ensayos que lo demuestren, sino que recurren a la falacia lógica cum hoc ergo propter hoc.

Por mi parte, hay algo que no entiendo. ¿Nadie se ha dado cuenta de que La Tierra gira más lenta sobre su eje?. Y si eso fuese cierto, ¿no duraría el día más tiempo?. En algunos artículos he leido ciertas argumentaciones que lo explican, y que intentaré exponer en posteriores artículos. Pero como adelanto, decir que la duración del tiempo no la marca el reloj de nuestra muñeca.

En contra de los que  abogan por la influencia decisiva de la frecuencia Schumann en nuestras vidas decir que alguos, no todos, bordean el límite de las ciencias psicodélicas semihippis sin pararse a pensar demasiado en las comprobaciones científicas. Es muy tentador dejarse llevar por el espíritu del que ve en esas teorías la explicación del cambio moral que supuestamente está en camino. Hay otros argumentos que lo demostrarían.

En contra de los críticos, decirles que sí existen algunos estudios serios que pueden confirmar ciertos aspectos y conclusiones de las que aquí se han hablado.  Parece que solo argumentan la no validez de sus teorías esgrimiendo que son solo formulaciones de lunáticos y soñadores.

Por desgracia para ellos, existiría otra prueba que demuestra que algo hay. El proyecto HAARP (High Frequency Advanced Auroral Research Project ó Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia), también conocido como Arpa del diablo, es un controvertido programa de investigación que pretendería alterar y manipular las ondas elctromagnéticas con fines principalmente militares, aunque se aducen otros motivos más pacíficos como la mejora de las comunicaciones mundiales. Algunos ya ven a HAARP como causante de los cambios climáticos que se están produciendo en el mundo.

Como final decir que el proyecto HAARP partiría de la idea original del gran científico visionario de principios del siglo XX Nikola Tesla: “trasmitir ondas electromagnéticas que logren reflejarse en la ionosfera y alcanzar grandes distancias”.

Otras hipotesis intermedias afirman que la ondas Schumann influyen solo en la actividad eléctrica de la atmósfera, rechazando su intervención en el electromagnetismo terrestre.

Leave a Reply

*
Sharing Buttons by Linksku